Durante las tareas de registro de la vivienda del sospechoso, los agentes se deshicieron del aparente explosivo.

Redacción.- Después de la muerte del ex primer ministro de Japón, Shinzo Abe, fue arrestado el presunto atacante, a quien se le encontró posibles materiales explosivos en su casa fabricados por él mismo.

En sus declaraciones a la Policía, Tetsuya Yamagami, señaló que había fabricado "múltiples pistolas y explosivos".

Durante las tareas de registro de la vivienda del sospechoso, los agentes se deshicieron del aparente explosivo.

Mientras, desde el hospital en la ciudad de Kashihara (prefectura de Nara), lugar donde Abe falleció horas después del atentado, precisaron que el ex primer ministro fue herido en el corazón, así como en dos puntos del cuello. Los médicos consideran que el político falleció ante la pérdida de sangre.