Las calles de la capital del país, Colombo, están abarrotadas de cientos de miles de personas.

Redacción.- El primer ministro de Sri Lanka, Ranil Wickremesinghe, ha anunciado su dimisión como primer ministro del país este sábado, día del estallido de una revolución popular, tras meses de protestas contra el Gobierno por la devastadora crisis económica que azota a la nación.

En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, el primer ministro ha anunciado su salida del cargo "para garantizar la continuación del Gobierno, incluida la seguridad de todos los ciudadanos".

https://twitter.com/RW_UNP/status/1545757923044839424

Wickremesinghe ha aceptado así las recomendaciones de la reunión extraordinaria mantenida esta tarde con los líderes de los partidos afines al Gobierno "para dar paso a un Gobierno de concentración". "Para facilitar esto dimitiré como Primer Ministro", ha aseverado.

Miles de personas han tomado este sábado la residencia del presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, en la explosión de una revolución popular que culmina meses de protestas contra las autoridades por la devastadora crisis económica que azota la nación, la más grave desde la declaración de su independencia de Reino Unido en 1948.

Las calles de la capital del país, Colombo, están abarrotadas de cientos de miles de personas que se han sumado a la multitudinaria concentración que ha comenzado a primera hora de esta mañana, encabezada por los monjes budistas del país y secundada por asociaciones civiles, artistas, profesores, escritores y otros profesionales.