En el nuevo gabinete sobresalen varias figuras de la oposición, sector con el que firmó un acuerdo en septiembre pasado dirigido a garantizar la estabilidad política, pero que hasta el momento no ha tenido los alcances programados.

HAITÍ.- Ariel Henry, primer ministro haitiano, presentó este miércoles un nuevo Gobierno en el que quedó excluido de Cancillería Claude Joseph y en su lugar nombró al exembajador de Haití en las Bahamas, Jean Victor Genesus.

En el nuevo gabinete sobresalen varias figuras de la oposición, sector con el que firmó un acuerdo en septiembre pasado dirigido a garantizar la estabilidad política, pero que hasta el momento no ha tenido los alcances programados.

Asimismo incluye a antiguos ministros, miembros de la oposición y del gobernante Parti Haitien Tèt Kale (PHTK). Este es el segundo gabinete puesto en marcha por Henry tras el magnicidio del presidente Jovenel Moise, el 7 de julio pasado.

Ricard Pierre, miembro del izquierdista Sector Democrático y Popular (SDP), fue nombrado ministro de Planificación y Cooperación. Rosemond Pradel, también de la oposición, es el nuevo ministro de Obras Públicas. Ambos fueron firmantes del acuerdo del 11 de septiembre.

Henry nombró a su propio abogado, Bertho Dorcé, ministro de Justicia y Seguridad Pública.

Hay al menos dos exministros en el nuevo Gobierno: Alix Larsen liderará el ministerio de Salud Pública y Población, mientras que Nesmy Manigat vuelve al Ministerio de Educación.

Estos cambios forman parte de puntos claves del acuerdo entre Henry y sectores de la oposición que exigían la renuncia de Moise.

El asesinato Moise en su domicilio particular agravó la crisis sociopolítica y económica de Haití, marcada por la reiterada escasez de combustibles, el libre accionar de las bandas armadas que dominan zonas del país, principalmente de Puerto Príncipe, los secuestros, la inseguridad alimentaria y el éxodo de miles de personas.

El cabecilla de la principal banda armada de Haití, Jimmy Cherizier, alias Barbecue, ha exigido en reiteradas ocasiones la renuncia de Henry.

Cherizier y su grupo bloquearon desde mediados de septiembre la distribución de combustibles causando el caos en el país. Sin embargo, el pasado 12 de noviembre anunció una tregua de una semana para que las estaciones pudieran abastecerse.