Los seis fugitivos, entre los que se encuentran cinco miembros de la Yihad Islámica y un destacado dirigente de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa del campo de refugiados de Yenín, compartían celda en la prisión de Gilboa.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-  Seis prisioneros palestinos escaparon este lunes de una cárcel israelí de máxima seguridad utilizando una cuchara oxidada para cavar un túnel, en una fuga sin precedentes, según informa The Jerusalem Post.

"Durante la noche, recibimos una serie de informes sobre figuras sospechosas en los campos agrícolas y del servicio penitenciario, que descubrió muy rápidamente que faltaban presos de sus celdas y que seis habían escapado", dijo Eli Levy, portavoz de la Policía.

Los seis fugitivos, entre los que se encuentran cinco miembros de la Yihad Islámica y un destacado dirigente de las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa del campo de refugiados de Yenín, compartían celda en la prisión de Gilboa.

Los seis eran presos de alta seguridad que estaban encarcelados con penas de cadena perpetua en relación con atentados terroristas contra israelíes, pero consiguieron escapar utilizando un túnel que habían excavado bajo el suelo del baño de su celda en el transcurso de al menos dos meses.

La Policía está investigando la posibilidad de que los fugitivos hayan logrado escapar a la ciudad palestina de Yenín, en Cisjordania, o a Jordania.

Fuente: RT