Fuente externa

LA PAZ, Bolivia.- Los productores de hoja de coca de la zona boliviana del Chapare, en la región central de Cochabamba, demandarán a cualquier persona que les llame narcotraficantes por sugerencia del presidente Evo Morales, que sigue siendo su máximo líder sindical, informó este lunes un dirigente del sector.

La decisión fue tomada el fin de semana en una asamblea de cocaleros que dirigió el mismo Morales, explicó a Efe el dirigente del sector y actual secretario general de la gobernación de Cochabamba, Asterio Romero.

"Nos acusan de narcotraficantes, no somos narcotraficantes, nunca vamos a ser, estamos luchando contra el narcotráfico. Si acaso otra persona nos acusa de esa forma, debemos hacernos respetar en el ámbito jurídico, entonces eso significa de repente hacer un proceso (juicio)", señaló Romero.

Morales, que lidera desde hace 16 años a los cocaleros del Chapare, dijo durante la asamblea que ha reclamado a los líderes de los sindicatos "por qué no hacen una acción legal" en contra de algunos políticos opositores que les acusan de narcotraficantes.

Desde que el gobernante llegó al poder en 2006, los cultivos de coca, base para producir cocaína, subieron de 25.400 a 31,000 hectáreas, pero el Gobierno argumenta que una parte tiene uso legal y cultural, y erradica la que se destina al narcotráfico.

Según cifras difundidas recientemente por la Oficina para la Política Antidrogas de Estados Unidos, Perú encabeza la producción mundial de cocaína con 324 toneladas anuales, seguido por Bolivia con 265 toneladas y Colombia con 195 toneladas.