La ONG antiglobalización colgó varias imágenes de su acción, que tuvo lugar a primera hora de la mañana en la sede del gigante del lujo LVMH.

París.- Las pancartas y los billetes falsos fueron este sábado los protagonistas de una protesta organizada en París por la asociación Attac para denunciar el gran enriquecimiento de los grandes multimillonarios franceses durante la crisis.

En su página de internet, la ONG antiglobalización colgó varias imágenes de su acción, que tuvo lugar a primera hora de la mañana en la sede del gigante del lujo LVMH, en cuya fachada colgaron un gran cartel con la imagen de cuatro propietarios de grandes grupos.

"Hemos puesto a los grandes aprovechados de la crisis", explicó la portavoz del movimiento, Aurélie Trouvé, que calculó que la riqueza de los multimillonarios franceses desde 2020 ha pasado de 290.000 a 490.000 millones de euros.

Y ello, añadió, "con la complicidad del Gobierno" gracias a las "ayudas masivas" sin condiciones a las empresas del CAC-40, el selectivo de la Bolsa de París, y al mantenimiento de lo que considera "regalos fiscales" en alusión a las medidas en favor de las empresas desde el comienzo del mandato del presidente francés, Emmanuel Macron.

Según Attac, Bernard Arnault -principal accionista de LVMH- ha incrementado su fortuna desde el inicio de la crisis de la covid en 62.000 millones de euros; el creador de Kering, el otro gigante francés del lujo, François Pinault en 17.000 millones; la heredera del grupo de cosméticos L'Oréal, Françoise Bettencourt en 21.000 millones; y el primer accionista de la sociedad de telecomunicaciones Altice, Patrick Drahi, en 7.000 millones.