El gobernador presentó la nueva orden ejecutiva en la que delega en el secretario de Salud, Carlos Mellado, las directrices y recomendaciones para protegerse del virus.

PUERTO RICO.- El gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, anunció hoy que el próximo lunes terminará la restricción de aforo por la covid-19 en establecimientos cerrados, que los vacunados con el esquema completo no tendrán que usar mascarillas y que el Departamento de Salud asumirá la gestión de la pandemia.

Pierluisi mostró su satisfacción en la lucha contra la pandemia en la isla en una conferencia de prensa este jueves, en la que recordó que se ha hecho posible que se sobrepase la meta del presidente de EE.UU., Joe Biden, de que el 70 % de la población tenga al menos una dosis de la vacuna para el 4 de julio, fiesta nacional del país.

El gobernador presentó la nueva orden ejecutiva en la que delega en el secretario de Salud, Carlos Mellado, las directrices y recomendaciones para protegerse del virus.

A partir de ahora, será Mellado quien establecerá las guías, directrices, protocolos y recomendaciones para atender todo lo que sea necesario conforme al riesgo de contagio.

Sin limitaciones de capacidad 

Con el final de la vigencia de la actual orden ejecutiva desde el próximo lunes, no habrá limitaciones en el aforo de establecimientos cerrados, públicos y privados, incluyendo restaurantes, cines, teatros y el Coliseo de Puerto Rico, el principal recinto de actuaciones de la isla.

Quedan eliminadas también las limitaciones de horario para los restaurantes.

Sin embargo, se continuará requiriendo el uso de mascarillas a toda persona que visite, asista o trabaje en instalaciones de servicios de salud mientras se encuentre en estos.

Las instalaciones de servicios de salud incluyen hospitales, laboratorios, oficinas médicas, Centro de Diagnóstico y Tratamiento (CDT), entre otras.

Además, las personas que no estén completamente inoculadas con alguna vacuna aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, en inglés) tendrán que seguir llevando mascarilla, igual que aquellas que tengan problemas de salud.

Mascarilla para menores 

También se requiere el uso de tapabocas en menores de 2 a 11 años, aunque esta directriz puede ser revisada una vez se autoricen las vacunas contra la covid-19 para esta población.

En cuanto a los espectáculos y otros eventos con un público de 500 personas o más, la orden administrativa señala que los organizadores estarán obligados a exigir certificados de vacunación o prueba de antígenos negativa hecha 24 horas antes.

Pierluisi detalló que en Puerto Rico el 73 % de la población mayor de 18 años tiene al menos una dosis, cifra que es del 72,2 % entre las personas de 12 años o más.

"Además, el 63,6 % de la población adulta en Puerto Rico tiene ambas dosis y están completamente vacunados", agregó.

A pesar de lo anunciado, el Departamento de Salud recomienda que las personas vulnerables por temas de salud continúen utilizando la mascarilla aunque estén completamente vacunadas.

Además, permanece vigente la orden ejecutiva (OE 2020-20) que declara un estado de emergencia "hasta tanto el secretario de Salud determine que la pandemia está controlada o extinguida".