REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Quedarse dormido repentinamente, en medio de una actividad y sin poder despertar, debe provocar sentimientos de impotencia. Ahora, ¿qué ocurre cuando te levantas y descubres que ya no tienes genitales?

Ese fue precisamente el terror que vivió el actor y presentador ruso Dmitry Nikolaev. El hombre de 30 años, quien es casado, se llevó a una misteriosa rubia a un sauna sin imaginarse lo que pasaría después. La mujer que besaba a escondidas terminó drogándolo y lo que ocurrió más tarde parece sacado de una película de terror.

Según The Mirror, el sujeto consumía alcohol en una barra y allí comenzó a conversar con una desconocida. Emocionado por el encuentro, el artista quiso trasladarse a un lugar más privado con ella, por lo que pidió un taxi y llegaron a un sauna cercano.

Entonces sobrevino un vacío, una nube negra. Informa Daily Mail que el famoso de televisión despertó al día siguiente en una parada de guaguas. Sintió un dolor intenso, vio sangre y pensó que se había cortado. Llevado de emergencia al hospital, el individuo descubrió entonces que le habían cortado los testículos.

Dado a la forma en que fue castrado, las autoridades rusas entienden que Nikolaev fue víctima de una ganga dedicada al tráfico de órganos.

Debido a que está casado y trabaja como animador infantil, el hombre confesó sentirse muy avergonzado por los hechos.

Fuente: elnuevodia.com