RUSIA.- Una especie de castillo gigante construido con materiales naturales fue quemado el pasado 13 de marzo en el Parque de Arte Nikola-Lenívets, en la región rusa de Kaluga, como parte de las celebraciones de la Máslenitsa, una festividad cristiana ortodoxa celebrada la última semana antes de la Cuaresma ortodoxa que simboliza la despedida del invierno y la llegada de la primavera.


La quema de la edificación, trataba simbolizar la esperanza en poder superar la pandemia debido al Covid-19. Los espectadores asistieron a la ceremonia en la que se prendió fuego a la instalación, de 24 metros de alto y fabricada con enredaderas y heno.


" layout="responsive" width="480" height="270">

https://twitter.com/LopezCesar2504/status/1371150215886073861


La celebración del Maslenitsa incluye bailes tradicionales alrededor del fuego y competiciones en las que los participantes podían ganar 'BliniCoins' (criptomoneda rusa) y luego canjearlas por recuerdos.


Durante la semana de Máslenitsa la gente come 'bliný', tortitas de harina y huevo, uno de los elementos más característicos y populares de esta tradición.