NUEVA YORK.- Autoridades de Nueva York guardaron este martes un minuto de silencio como homenaje a los dos policías asesinados el sábado en la ciudad, que intenta superar la conmoción causada por ese doble homicidio.

El acto estuvo encabezado por el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, que estaba acompañado de su esposa, Chirlane McCray, y por miembros del concejo municipal.

"No es fácil sobrepasar esta pérdida. Las familias han estado con ellos durante toda su vida y nosotros las apoyaremos por el resto de sus vidas", afirmó el alcalde en un mensaje previo al tributo rendido a los dos agentes.

"El Departamento de Policía tiene una larga y rica historia de apoyar a sus familia, de nunca olvidarlas", agregó.

Antes de este acto, De Blasio y su esposa acudieron al lugar donde fueron asesinados los agentes Rafael Ramos y Wenjian Liu, en el distrito de Brookly, donde se ha levantado un improvisado altar.

El asesino, Ismaaiyl Brinsley, se suicidó poco después de cometer el doble crimen.

En mensajes en redes sociales que había colocado previamente, Brinsley anticipó el ataque como una supuesta venganza por la muerte de dos afroamericanos, Michael Brown y Eric Garner, muertos por acciones de la policía en julio y agosto pasado.