SAN JUAN .- Treinta y cuatro personas se encuentran en algunos de los refugios habilitados por el Gobierno de Puerto Rico ante el inminente paso de la tormenta tropical Karen que se espera entre por el sur, pase por el centro y salga por el norte, cerca de San Juan.

Así lo informaron este martes el secretario de Seguridad Pública de la isla, Elmer Román; el comisionado del Negociado para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (NMEAD), Carlos Acevedo, y el meteorólogo del Servicio Nacional de Meteorología, Ernesto Morales.

Cuatro de los 34 refugios están habilitados para personas con necesidades médicas.

Las clases han sido hoy suspendidas y las agencias del Gobierno están cerradas también. Roman detalló que por el momento se desconoce si mañana, miércoles, se reanudarán.

Sin embargo, algunos de los principales centros comerciales abrirán.

La Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) ha llevado a cabo descargas preventivas de agua en algunos de los embalses de la isla, ante las intensas lluvias que se esperan por el fenómeno atmosférico.

La gobernadora de la isla, Wanda Vázquez, se encuentra en las instalaciones de la NMEAD siguiendo de cerca los preparativos por el paso de la tormenta y manteniendo contacto constante con los alcaldes.

Roman indicó que los aeropuertos operan con normalidad, salvo los pequeños desde donde se realizan vuelos a las islas vecinas, también afectados por Karen.

Sin embargo, advirtió que la situación puede ir cambiando por lo que recomendó a las viajeros ponerse en contacto con las aerolíneas.

Morales explicó que se esperan lluvias de entre tres (7,6 centímetros) y cuatro pulgadas (10 centímetros) y en algunas zonas de hasta ocho (20 centímetros).

A su vez, advirtió que el principal problema será la lluvia que dejé la cola de la tormenta, algo que se prevé para alrededor de las cinco de la tarde (21:00 GMT).

"A ello se une un problema de sobresaturación del agua en los suelos y la posibilidad de deslizamientos de tierra", dijo Morales, quien indicó que ya son peligrosas las condiciones marítimas en toda la isla.

Roman detalló que la Guardia Nacional está activada desde ayer y que 5.000 agentes de policías se encuentran en la calle en dos turnos de doce horas cada uno para afrontar las posibles incidencias asociadas a la tormenta.

No hay carreteras cerradas al momento, según el director del Negociado de Manejo de Emergencias, Carlos Acevedo, quien agregó que la mayor parte de los refugiados están en las localidades de Ponce, Yabucoa, Ponce, Canovanas, San Juan y Luquillo.

Todos los sistemas de bombeo para aguas pluviales están en funcionamiento