La mayor empresa de América Latina incrementó desde el sábado 5,18% el precio de la gasolina en sus refinerías y 14,26% el precio del diésel, suba que desató nuevas críticas del mandatario, quien aseguró que Petrobras puede hundir a Brasil en el "caos".

REDACCIÓN.- El presidente de la petrolera estatal brasileña Petrobras, José Mauro Coelho, que ya había sido destituido por Jair Bolsonaro pero se mantenía en el cargo, renunció este lunes, tras nuevas alzas del precio de los combustibles que enfurecieron al mandatario.

"Petrobras informa que el señor José Mauro Coelho pidió la dimisión del cargo la mañana de hoy (20 de junio)", dijo la compañía en un comunicado.

La petrolera informó posteriormente que el consejo de administración nombró al director ejecutivo de explotación y producción, Fernando Borges, como presidente interino.

Coelho ya había sido despedido hace un mes, pero aguardaba para ser removido formalmente del puesto en la próxima asamblea de accionistas de la empresa -donde el Estado brasileño ostenta mayoría, prevista para julio.

Borges debe permanecer en el cargo hasta el nombramiento de Caio Paes de Andrade, indicado por el gobierno para el puesto.

André César, analista de la consultora Hold, dijo a la AFP que la salida precipitada de Coelho respondió a un desgaste del funcionario provocado por una "pretensión cada vez mayor" de Bolsonaro "de controlar precios y operar la empresa de manera populista".

"La gran pregunta ahora es si Paes de Andrade (futuro presidente de la empresa) va a conseguir un equilibrio entre la presión de Bolsonaro, que quiere sacar rédito electoral de Petrobras conteniendo los reajustes de precios, y los accionistas de la compañía, que harán valer las reglas de mercado", agregó César.

La mayor empresa de América Latina incrementó desde el sábado 5,18% el precio de la gasolina en sus refinerías y 14,26% el precio del diésel, suba que desató nuevas críticas del mandatario, quien aseguró que Petrobras puede hundir a Brasil en el "caos".

Bolsonaro pidió además al Congreso establecer una comisión parlamentaria para investigar a los dirigentes de la compañía, a quienes acusa de tratar de lucrarse con estas subidas.

La negociación de las acciones de la compañía estuvo "temporalmente suspendida" en la Bolsa de Sao Paulo tras la divulgación de la renuncia de Coelho, confirmó a la AFP una fuente de la Bolsa.

Los papeles de Petrobras operaban este lunes con fuerte volatilidad. Llegaron a caer más de 2% ante la renuncia y temores de posibles medidas del Congreso para alterar la política de impuestos que rige a la compañía. Pero hacia las 17H30 GMT, se recuperaban y ganaban más de 1,5%.

El presidente saliente de Petrobras ha sido el tercero en dirigir la petrolera bajo el gobierno de Bolsonaro, quien asumió en enero de 2019. Coelho se mantuvo poco más de dos meses en el puesto.