WASHINGTON, EE.UU.- Varias asociaciones disidentes, integradas en la Asamblea de la Resistencia Cubana, pidieron este viernes ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dar seguimiento en un "informe especial" de la violación de los derechos de las mujeres cubanas defensoras de derechos humanos en la isla.

Las peticionarias presentaron ante la Comisión, en su periodo 144 de sesiones, una serie de casos concretos de mujeres cubanas que han sufrido amenazas directas e incluso abusos sexuales por "ser defensoras de los derechos humanos" en Cuba, cuya situación se ha agravado en el último año.

"Cada vez son más los informes de arrestos arbitrarios, golpizas, amenazas contra activistas de derechos humanos, especialmente mujeres, a las que han sitiado en sus viviendas, provocado abortos y maltratado a sus hijos pequeños, entre otros innumerables atropellos", explicó Sylvia Iriondo, representante de Madres contra la Represión (MAR, en inglés).

Las peticionarias presentaron, entre otros, el caso de la líder de las Damas de Blanco, Laura Pollán, fallecida el pasado octubre a los 63 años por una grave afección respiratoria.

Pollán, símbolo de la resistencia, sufrió apenas un mes antes de su muerte los ataques de varios agentes gubernamentales cuando se dirigía junto a otras Damas de Blanco a una misa por el Día de las Mercedes, relataron la peticionarias.

"Las turbas se apostaron frente a la vivienda de Laura Pollán, sede de las Damas de Blanco, y de forma violenta impidieron a las mujeres avanzar en su caminata. Ese día varias fueron golpeadas, pero a Laura Pollán la mordieron, la arañaron y le torcieron el brazo derecho como constatan las fotos y vídeos de los medios informativos internacionales", apuntaron.

"Hoy venimos a pedir que los países del continente americano y los miembros de esta Comisión levanten su voz en solidaridad con los reclamos de las víctimas de la dictadura castrista", insistió.

La Asamblea de la Resistencia además hizo hincapié en el aumento de los abusos y amenazas de carácter sexual en los últimos meses contra las mujeres disidentes