La capital haitiana ha sido escenario de multitudinarias manifestaciones, actos de vandalismo y saqueos, después de que el primer ministro, Ariel Henry, anunciara la madrugada del lunes un aumento del precio de los carburantes.

Santo Domingo.- La República Dominicana cerró este jueves y "hasta nuevo aviso" su embajada en Puerto Príncipe, debido al deterioro de la situación en Haití, una medida adoptada también por otras legaciones como la española, la francesa y la canadiense.

Debido a la grave crisis política, social, económica y de violencia, la embajada dominicana, en un comunicado publicado en Twitter, recomendó a sus nacionales en Haití "guardar prudencia, limitar sus desplazamientos y tener consigo en la medida de lo posible provisiones de primera necesidad", como alimentos no perecederos y medicamentos.

También la embajada española permanece cerrada "ante las manifestaciones que sigue viviendo Puerto Príncipe", según informó la legación en Twitter.

Esta medida también la han adoptado, al menos, las representaciones de Francia y Canadá.

La capital haitiana ha sido escenario de multitudinarias manifestaciones, actos de vandalismo y saqueos, después de que el primer ministro, Ariel Henry, anunciara la madrugada del lunes un aumento del precio de los carburantes en el país.

La crisis haitiana se agravó tras el asesinato en julio del año pasado del presidente Jovenel Moïse.

En Haití, 4,9 millones de habitantes, lo que representa el 43% de la población, requieren de ayuda humanitaria.

A esta situación se suma el enfrentamiento entre bandas armadas en la zona metropolitana de Puerto Príncipe, que ha dejado ya más de 300 muertos y ha llevado a huir a más de 3.000 personas.