REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Un bebé recién nacido fue rescatado después de que su madre lo tirara por el inodoro.

El niño, llamado Xiaoxiao por los médicos, fue descubierto cuando se escucharon sus gritos procedentes de una alcantarilla.

Los equipos de rescate encontraron el bebé acostado boca arriba en una pequeña piscina de agua en el condado de Suide, provincia de Shaanxi, China.

Fuente: Metro