El arrestado permanece en el registro central de detenidos a la espera de pasar el miércoles por la mañana a disposición judicial.

ESPAÑA.-Aun teniendo antecedentes policiales por hurto, Juan Camino Londoño, un colombiano de 19 años agredió a un enfermero en el Metro de Madrid por lo que fue detenido el pasado lunes en la tarde, este también carecía de permiso para residir en España.

El detenido llevaba viviendo sin permiso en España desde hacía cinco años y no tiene familia en España. Había trabajado como mozo de almacén y en reparto de mercancías. Ahora tenía una habitación alquilada en Vallecas y también dormía en ocasiones en el piso de un conocido en Villaverde.

Según fuentes policiales, el detenido vivía en Mallorca regularmente, pero se había trasladado a Madrid debido a que tenía una reclamación judicial en las Islas Baleares. En concreto estaba reclamado por un juzgado de Palma por un delito contra el patrimonio por cometer supuestamente varios robos y hurtos al descuido.

Su primera detención siendo mayor de edad fue en Mallorca el pasado mes de febrero y había sido arrestado otra vez en Alicante. Se sospecha que tiene varias detenciones siendo menor de edad.

Camino era detenido este lunes acusado de agredir la pasada semana a un enfermero que en el Metro de Madrid le pidió que se colocara la mascarilla. El arresto tuvo lugar en un domicilio del madrileño barrio de Villaverde cuando el joven se dirigía a esa casa a recoger enseres personales con el objetivo probable de ocultarse en otro lugar. Se había cambiado el color del pelo y se había ocultado los aros de sus orejas.

Los hechos tuvieron lugar la noche del pasado jueves en la estación de Alto del Arenal de la Línea 1 de Metro de Madrid cuando el enfermero del Hospital 12 de Octubre recriminó a un pasajero por no llevar mascarilla, obligatoria en el transporte público.

En un momento determinado, el joven atacó al sanitario con un objeto punzante y le propinó un fuerte golpe en la cara. La víctima fue atendida en el Hospital 12 de Octubre y, como consecuencia del impacto en el ojo, la víctima ha perdido la visión de un ojo.