En estos 12 días la isla ha sufrido apagones de diversa índole que han afectado a casi un millón de clientes y varias horas antes del incendio la página web de la compañía había sido objeto de un ciberataque.

SAN JUAN.- La compañía de electricidad LUMA Energy informó este sábado que en la noche del viernes restableció la luz a los alrededor de 900.000 clientes directamente afectados en Puerto Rico por el incendio ocurrido el jueves en la noche en una subestación, que dejó a oscuras a varias localidades en la isla.

“Pudimos estabilizar el sistema de forma segura y hacer reparaciones temporeras para restablecer el servicio lo más pronto posible. Mi agradecimiento a todos los empleados de LUMA y a las autoridades por su arduo trabajo para manejar el incidente de forma segura y restablecer el servicio a nuestros clientes en circunstancias difíciles”, dijo Wayne Stensby, presidente y consejero delegado de LUMA en un comunicado difundido hoy.

Brigadas de LUMA continúan trabajando en la subestación de Monacillo, cercana a San Juan, para reparar las infraestructuras afectadas por el fuego.

Por el momento se desconocen las causas del incendio.

El viernes LUMA Energy dijo que esperaba que para las seis de la tarde hora local (22.00 GMT) del viernes se recuperara la normalidad, justo 24 horas después de ocurrir el suceso.

En el lugar de los hechos se ha instalado una subestación móvil.

Dado que la isla es un Estado Libre Asociado y territorio de EE.UU., el FBI evalúa lo ocurrido.

LUMA Energy asumió el pasado 1 de junio -por un período de quince años- la transmisión y distribución de la energía eléctrica en Puerto Rico, antes en manos de la estatal AEE, lo que ha originado desde entonces numerosas protestas dado que empleados de la compañía estatal pasaron a la firma comercial debido a los acuerdos con el Ejecutivo y a otras agencias gubernamentales.

En estos 12 días la isla ha sufrido apagones de diversa índole que han afectado a casi un millón de clientes y varias horas antes del incendio la página web de la compañía había sido objeto de un ciberataque.

Desde la llegada de la nueva empresa, de nueva creación y fruto de la unión de la estadounidense Quanta y la canadiense Atco, una parte de la opinión pública ha mostrado su contrariedad por el cambio de servicio de la AEE a LUMA al esperar un cambio sustancial en un servicio deficitario que ofrecía la estatal.