Millares de uniformados de todas partes de Nueva York llegaron a rendirle tributo póstumo a la policía dominicana asesinada en el puesto del deber.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Millares de uniformados de todas partes de Nueva York llegaron a rendirle tributo póstumo a la policía dominicana asesinada en el puesto del deber.

En tanto, la triste despedida tuvo lugar en el Bronx.