Una encuesta de Debt.com encontró que el robo de identidad creció 5% en el último año; los estadounidenses estén aprendiendo a vivir con el robo de identidad en el lugar de intentar erradicarlo.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Una encuesta de Debt.com, el sitio de finanzas personales, descubrió que un 5% más de estadounidenses fueron víctimas en 2022 en comparación con el año anterior, y aunque la mayoría son plenamente conscientes de que este es el delito más común en el país, simplemente no saben qué hacer al respecto.

La encuesta anual de robo de identidad de Debt.com muestra que el delito fue aún más generalizado este año que el pasado, pasando del 40% en 2021 al 45% en 2022, y donde la mayoría de las víctimas no se enteró de cuándo les sucedió.

El año pasado, el 84% de los encuestados se vieron sorprendidos al enterarse de que habían sido un objetivo de robo de identidad. Este año, esa cifra cayó al 38%.

A pesar del problema, la concientización no igualó las medidas preventivas que las personas tomaron. De hecho, ocurrió lo contrario. Mientras que 8 de cada 10 encuestados indicaron haber utilizado servicios de protección contra robo de identidad el año pasado, menos de 4 de cada 10 hicieron lo mismo este año.

“Si usted dejó de usar o nunca ha utilizado estos servicios, probablemente es consciente de que es un blanco más fácil para los ladrones que quienes los aprovechan”, dijo Don Silvestri, presidente de Debt.com.

El costo del robo de identidad en EE.UU., según Debt.com:

Dinero perdido en 2022:

– Entre $50 y $500: 15%

– Entre $500 y $1,000: 8%

– Entre $1,000 y $2,500: 5%

Dinero perdido en 2021:

– Entre $50 y $500: 22%

– Entre $500 y $1,000: 21%

– Entre $1,000 y $2,500 : 15%

Perder menos dinero significa menos deudas. Por lo que resulta positivo que menos víctimas de robo de identidad están adquiriendo deuda como resultado…

Deudas por robo de identidad:

En 2022:

– Entre $0 y $250: 11%

– Entre $251 y $500: 9%

– De $500 en adelante: 6%

En 2021:

– Entre $0 y $250 : 17%

– Entre $251 y $500: 17%

– De $500 en adelante: 14%

(La encuesta se realizó a más de 1,000 personas. Los porcentajes se redondean hasta el número entero más cercano y es posible que no sumen el 100%).

Si hubo alguna buena noticia en la encuesta de este año es esta: si bien el robo de identidad está ocurriendo con más frecuencia, le está costando menos a cada víctima.

Silvestri señala que resulta preocupante que los estadounidenses estén aprendiendo a vivir con el robo de identidad en el lugar de intentar erradicarlo.

“A medida que más personas se conviertan en víctimas, pero los costos del crimen disminuyan, es posible que nos tranquilicemos en la complacencia”, explicó Silvestri. “No hay garantía de que los costos del crimen no volverán a aumentar el próximo año. Este es un crimen que debemos tomar en serio así nunca veamos la cara de los perpetradores“.