De ser encontrado culpable, podría ser condenado a prisión perpetua.

Redacción.- Uno de los acusados del asesinato del presidente haitiano Jovenel Moïse, se declaró inocente este miércoles en una corte federal en Miami.

Rodolphe Jaar, un empresario de doble nacionalidad haitiana y chilena es uno de los sospechosos claves en el caso y de acuerdo con el gobierno estadounidense habría ayudado a un grupo de soldados colombianos a obtener armas para concretar el magnicidio.

Está acusado de asociación ilícita para cometer un asesinato o matar fuera de Estados Unidos y de suministrar apoyo material que resultó en muerte, sabiendo que esa ayuda sería utilizada para preparar o realizar una conspiración para matar o secuestrar.

En una breve audiencia de menos de cinco minutos la jueza federal de Miami, Chris M. McAliley, aceptó la declaración de inocencia de Jaar y su pedido de juicio por jurado.

Jaar, quien permanece en una prisión federal en el sur de Florida, llegó a Estados Unidos en enero luego de haber sido detenido en República Dominicana. Según las autoridades estadounidenses, accedió voluntariamente a ser trasladado a Miami para enfrentar los cargos.

De ser encontrado culpable, podría ser condenado a prisión perpetua.