Reporteros Sin Fronteras (Archivo)

PARÍS, Francia .- La organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció este martes el asesinato de dos periodistas iraquíes por el Estado Islámico (EI) y condenó "la política criminal ciega" de ese grupo yihadista contra la prensa.

Mohanad Al-Aquidi, corresponsal de la agencia Sada en Mosul, secuestrado en julio pasado, fue asesinado ayer con varios disparos en la cabeza, dos días después de la ejecución pública de Raad Mohamed Al-Azaoui.

"El grupo EI prosigue su política criminal ciega y sin piedad con los periodistas en Irak, no duda en secuestrarlos, torturarlos y asesinarlos", denunció la responsable de programas de RSF, Lucie Morillon.

Agregó que los reporteros "necesitan más que nunca del apoyo y de la protección de las autoridades".

"El número de ejecuciones cometidas por la organización EI está en claro aumento en Irak, aunque hay dudas sobre la suerte de ciertos periodistas detenidos", indicó RSF en su comunicado.