En un vídeo, el artista y exministro panameño de Turismo envió un mensaje "a todo el pueblo de Cuba" en el marco de la "marcha pacífica en esa isla" convocada para este 15 de noviembre.

Panamá.- El cantautor panameño Rubén Blades dijo que comparte los deseos del pueblo cubano de una "opinión libre y el ejercicio político sin represión" y afirmó que por ello respalda y espera que las manifestaciones opositoras convocadas para este lunes en la isla se desarrollen de manera pacífica.

En un vídeo, el artista y exministro panameño de Turismo envió un mensaje "a todo el pueblo de Cuba" en el marco de la "marcha pacífica en esa isla" convocada para este 15 de noviembre.

La movilización se ha convocado "solicitando que se permita la opinión libre, el ejercicio político sin represión, y esos son deseos que nosotros también compartimos", dijo Blades.

El artista panameño sostuvo que está "a favor de la libertad de expresión, de la libertad de culto religioso y de dirección política que cada persona tenga", y que cree "en el intercambio de ideas, en la posibilidad de que una sociedad pueda por sí misma determinar su sendero, su destino".

"En función de eso, estoy con el pueblo de Cuba, directamente, como lo he estado siempre. Y espero que no se comentan actos que pongan en peligro la vida de cubanos y espero también que las marchas sean pacíficas", expresó Blades.

El artista le recordó al pueblo de Cuba que "el que tiene la razón no tiene que gritar: el grito no impresiona a la eternidad, así que estamos con el pueblo de Cuba y su derecho a la democracia y la libertad", recalcó.

El líder de los convocantes a la protesta de hoy en Cuba, Yunior García Aguilera, permanecía este lunes por la mañana en su domicilio, que sigue vigilado por agentes de la seguridad del Estado.

Según pudo comprobar Efe, gran parte del despliegue de efectivos de paisano y vehículos que este domingo rodeaban el edificio en las afueras de La Habana desapareció, pero se mantiene un retén.

García Aguilera, informó a Efe un familiar del activista, no va a tratar de salir de su domicilio tras los incidentes de la jornada previa en torno a su casa, aunque está bien de salud.

Este domingo su edificio fue rodeado por agentes que le impidieron salir a marchar por el centro de La Habana, como había anunciado que haría.

El colectivo de artistas cubanos Archipiélago llamó a celebrar este lunes una gran marcha cívica y otros actos de protesta para pedir un cambio político en la isla.

Por esta iniciativa, conocidos activistas del país, tanto miembros de Archipiélago como disidentes que habían apoyado la marcha, han denunciado estar sufriendo escraches y la represión de las fuerzas de seguridad.

Y algunos periodistas independientes afirmaron que no les dejan salir de sus casas para trabajar.

En las jornadas previas, las fuerzas de seguridad han citado a decenas de activistas en comisarías y otros departamentos estatales. Varios de ellos señalaron que recibieron amenazas si participaban en la marcha del 15N.

El Gobierno cubano retiró el sábado, horas antes del inicio de las protestas, las acreditaciones a todos los periodistas y gráficos de la Agencia Efe en la isla sin explicar motivos ni aclarar si se trataba de una medida temporal o permanente.

Horas después las autoridades se las restituyeron a dos de los seis periodistas del equipo, algo que la presidenta de la Agencia Efe, Gabriela Cañas, ha considerado “insuficiente” y reclamado que se devuelvan todas.