Hacerse con este documento de viaje es "simple" y "asequible": para ello, los visitantes deberán presentar una solicitud 'online' en una página web especial cuatro días antes de la fecha prevista de la visita

REDACCIÓN.- A partir de este mes los ciudadanos de 18 países podrán visitar el Lejano Oriente ruso valiéndose de una visa electrónica, reza un comunicado del Ministerio para el Desarrollo del Lejano Oriente ruso. El Ministerio de Exteriores ruso ha puesto a prueba su mecanismo de expedición este martes.

Hacerse con este documento de viaje es "simple" y "asequible": para ello, los visitantes deberán presentar una solicitud 'online' en una página web especial cuatro días antes de la fecha prevista de la visita y, si esta es aprobada, podrán iniciar su viaje. La visa electrónica tendrá una validez de 30 días tras su expedición y será gratuita.

El ministro de Desarrollo del Lejano Oriente ruso, Alexánder Galushka, explica que esta visa "permite viajar a cualquier región que tenga establecido el régimen de puerto libre". Inicialmente, existen dos pasos de acceso: el puerto marítimo de Vladivostok y el aeropuerto internacional de Vladivostok Knevichi. A partir del 1 de enero de 2018, su número aumentará a cuatro. "Asimismo, se podrá visitar Kamchatka y la región de Sajalín", indica Galushka.

El nuevo servicio está disponible para los ciudadanos de estas 18 naciones: Brunéi, India, China, Corea del Norte, México, Singapur, Japón, Argelia, Bahréin, Irán, Catar, Kuwait, Marruecos, Emiratos Árabes Unidos, Omán, Arabia Saudita, Túnez y Turquía.

El decreto que permite este régimen de visados ​​fue firmado por el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, en abril de este año y tiene por objeto impulsar el sector turístico en las regiones del Lejano Oriente ruso.