El portavoz del Ministerio de Defensa ruso aseguró además que los misiles alcanzaron soldados y equipo militar de las Fuerzas Armadas de Ucrania en 286 distritos.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El Ministerio de Defensa de Rusia aseguró hoy que las fuerzas aéreas y del Ejército destruyeron 14 puestos de mando ucranianos en las regiones de Mykolaiv y Zaporiyia, en el sur, y en la autoproclamada república popular de Donetsk, en el este.

El portavoz castrense, teniente general Ígor Konashénkov, señaló en su parte bélico matutino que la aviación operacional-táctica y las fuerzas de misiles y artillería del Ejército golpearon 14 puestos de mando, incluido el de la 28ª brigada mecanizada en la región de Mykolaiv.

También se refirió al ataque a la 60ª brigada de infantería en la región de Novooleksandrivka, en Zaporiyia y el 15º batallón de la 58ª brigada de infantería motorizada de las Fuerzas Armadas de Ucrania en Pokrovsk, en la región oriental de Donetsk.

Konashénkov aseguró además que los misiles alcanzaron soldados y equipo militar de las Fuerzas Armadas de Ucrania en 286 distritos.

El portavoz de Defensa dijo asimismo que las fuerzas rusas destruyeron un lanzador autopropulsado Buk-M1 cerca de Kramatorsk, en la región de Donetsk, y tres depósitos con misiles y artillería, así como un depósito de combustible cerca de Novooleksandrivka, en la región de Zaporiyia.

El teniente general indicó a su vez que misiles de alta precisión lanzados desde el aire sobre Kostiantynivka, en la provincia de Donetsk, alcanzaron un punto de despliegue temporal de mercenarios de la "legión extranjera" ucraniana.

Según Konashénkov, en el ataque fallecieron 250 combatientes extranjeros y se destruyeron siete vehículos blindados y 12 vehículos especiales.