Según fuentes ucranianas, en la ciudad, asediada desde hace más de un mes y medio, permanecen cerca de 100,000 civiles.

Moscú.- Rusia afirmó este jueves que hay posibilidades para comenzar a restaurar la vida pacífica en la ciudad portuaria ucraniana de Mariúpol, que ahora está bajo el "pleno control" de las fuerzas rusas, según el Kremlin.

"Mariúpol, que se había convertido en lugar de concentración de formaciones nacionalistas, ha sido liberada. Hoy el ministro (de Defensa, Serguéi Shoigú) informó de que hay posibilidades para comenzar a restaurar la vida pacífica, para que los ciudadanos vuelvan a sus casas", dijo el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, en su rueda de prensa diaria.

El portavoz del Kremlin agregó que las fuerzas ucranianas que aún permanecen bloqueadas en la acería de Azovstal no influirán "de ninguna manera" en los planes de restaurar Mariúpol.

"En lo que respecta a Azovstal, es una instalación aparte, donde ha sido completamente bloqueada la parte de nacionalistas ucranianas que aún quedaba (en la ciudad)", dijo.

Peskov aseguró que la campaña militar rusa en Ucrania marcha "según lo planeado" y que el mandatario ruso Vladímir Putin es informado varias veces durante el día sobre la situación militar.

Shoigú afirmó horas antes que las fuerzas armadas habían tomado el control de Mariúpol, aunque admitió que queda una bolsa de resistencia en la acería de Azovstal.

"Las Fuerzas Armadas de la Federación Rusa y las milicias de la república popular de Donetsk han liberado Mariúpol, lo restos de las formaciones nacionalistas se refugiaron en zona industrial de la planta Azovstal", dijo Shoigú.

Añadió que en la planta quedan cerca de 2,000 efectivos ucranianos y se necesitarán tres o cuatro días para "terminar el trabajo".

Putin, a su vez, felicitó a Shoigú por la liberación de Mariúpol y calificó de "éxito" la operación.

Según fuentes ucranianas, en la ciudad, asediada desde hace más de un mes y medio, permanecen cerca de 100,000 civiles.