Según las autoridades rusas, el nuevo misil puede desarrollar una velocidad nueve veces mayor que la del sonido y golpear objetivos terrestres y marítimos a un alcance de más de mil kilómetros.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Rusia efectuó un nuevo ensayo de su misil de crucero hipersónico "Tsirkon" desde un buque en el mar de Bárents contra un objetivo en aguas del mar Blanco, informó hoy su Ministerio de Defensa.

De acuerdo con la nota oficial, el misil fue disparado por la fragata "Admiral Gorshkov", al igual que durante otras pruebas efectuadas el año pasado y en esta ocasión impactó de lleno en el objetivo "a una distancia de 1.000 kilómetros", indicó el ministerio de Defensa ruso.

Rusia planea equipar con los "Tsirkon" tanto buques de superficie como submarinos.

Estos lanzamientos coinciden con la llamada "operación militar especia" en Ucrania y se enmarcan en la fase final de las pruebas del misil hipersónico ruso, que la Armada podría comenzar a recibir este mismo año.

Según las autoridades rusas, el nuevo misil puede desarrollar una velocidad nueve veces mayor que la del sonido y golpear objetivos terrestres y marítimos a un alcance de más de mil kilómetros.

El primer disparo oficial de un “Tsirkon” remonta a octubre de 2020 y en aquel momento el presidente ruso, Vladimir Putin, se felicitó por este “gran acontecimiento”. Desde entonces se llevaron a cabo otros disparos de prueba, sobre todo desde esta fragata y desde un submarino.

Rusia anunció en marzo que había utilizado en su ofensiva en Ucrania, iniciada en febrero, misiles hipersónicos Kinzhal, un recurso que no había empleado oficialmente hasta ahora, salvo para pruebas.