PARÍS, Francia.- El presidente francés, Nicolas Sarkozy, se defendió este miércoles de constituir un "directorio brutal" con la canciller alemana, Angela Merkel, en la gestión de la crisis europea, y justificó el eje franco-alemán por el "déficit de liderazgo" en la Unión Europea.

"Si hay un problema en Europa no es de exceso de liderazgo, sino de déficit de liderazgo", señaló Sarkozy, en una comparecencia de prensa conjunta con Merkel al término de la reunión de crisis con el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, sobre su anuncio de convocar un referéndum sobre el rescate de la UE de Grecia.

Interrogado sobre el riesgo de causar rechazo por la acción franco-alemana en la dirección de la Unión Europea, se indignó por las insinuaciones de formar con Merkel "un directorio brutal"

"Lo que hacemos, no lo hacemos por gusto" sino "por necesidad" y además "si no hubiéramos hecho lo que hicimos, se habría planteado la cuestión del liderazgo" de Francia y Alemania, argumentó, antes de insistir en que tanto la canciller alemana como él son "profundamente europeos"