Se desplaza hacia el oeste, a 26 kilómetros por hora hasta llegar a convertirse el viernes en un huracán

MIAMI.- La décimo octava depresión tropical en el Atlántico se fortaleció este jueves sobre aguas abiertas y se convirtió en la tormenta "Sam", la cual podría llegar a ser un huracán mayor la semana próxima, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC) de Estados Unidos.

La tormenta presenta vientos máximos sostenidos de 85 kilómetros por hora y se espera todavía su fortalecimiento mientras se desplaza hacia el oeste, a 26 kilómetros por hora hasta llegar a convertirse el viernes en un huracán.

Hacia el fin de semana, mientras se ubique en el centro de la cuenca atlántica, podría ser un huracán mayor, es decir de categoría 3,4 o 5 en la escala Saffir Simpson, según las proyecciones del centro meteorológico, con sede en Miami (Florida).

Ubicado a unos 2.805 kilómetros por hora al este-sureste de las Islas de Sotavento (Caribe), Sam no supone por el momento una amenaza para zonas costeras ni se han emitido alertas o advertencias a causa de este ciclón.

Por su parte, la que fue la tormenta tropical "Rose", que se fue debilitando en las últimas 24 horas, se convirtió este jueves en un remanente de baja presión en medio del Atlántico, a unos  2095 kilómetros por hora al oeste-noroeste de las islas de Cabo Verde.