El deportista se dedica a documentar toda su vida en Instagram y YouTube y no se avergüenza en mostrar todos los pormenores de vivir con los enormes brazos.

EUROPA.- El deportista del Este de Europa, Kirill Tereshin, es conocido en las redes como el 'Popeye ruso' por llamar la atención de muchos en internet tras inyectarse aceite en los brazos para ganar volumen.

El resultado, muy similar al del marinero Popeye, recorrió los medios de comunicación en 2018, cuando el ruso aseguró que el dolor era tanto después de la inyección que pensaba que moriría pronto.

Sin embargo, como pueden comprobar sus casi 200.000 seguidores, no ha sido así. Tereshin sigue dedicándose al mundo del deporte, y en su última publicación en redes sociales mostraba cómo peleaba en un combate de artes marciales mixtas.

Aunque el 'Popeye ruso' haya conseguido sobrevivir, sigue arrastrando graves problemas de salud. Así se pudo ver en el vídeo compartido de la pelea, donde se comenzaron a enrojecer todos los músculos de los brazos. Un signo de que podían haber estallado.

Estas imágenes han llamado la atención de sus seguidores, pero el joven no parece nada sorprendido cuando ve la gravedad de la lesión, casi lo muestra a la cámara con orgullo.

El deportista se dedica a documentar toda su vida en Instagram y YouTube y no se avergüenza en mostrar todos los pormenores de vivir con los enormes brazos.

Fuente: 20 Minutos