WASHINGTON, EE.UU.- El secretario general adjunto de la OEA, Albert Ramdin, se reunió en Haití con funcionarios políticos y electorales, así como con los dos candidatos presidenciales, y les pidió que contribuyan a un ambiente pacífico antes y durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del 20 de marzo.

La Organización de Estados Americanos (OEA) informó este viernes que el diplomático surinamés se entrevistó esta semana durante su visita de dos días al país caribeño con el presidente haitiano, René Préval, y con los dos candidatos presidenciales, Mirlande Manigat y Michel Martelly.

Ramdin también mantuvo encuentros con el director general del Consejo Electoral Provisional (CEP), Pierre Louis Opont, con quien conversó acerca del estado de la implementación de las recomendaciones del organismo para mejorar y fortalecer los sistemas electorales de cara a la segunda vuelta el próximo día 20.

La visita, de la que la OEA no informó con anterioridad, incluyó también reuniones con representantes del Foro del Sector Privado haitiano, que se ha comprometido a trabajar con las autoridades electorales para prestar asistencia en lo relativo a los sistemas de comunicación que serán usados para difundir información desde los puestos de votación.

Ramdin se reunió asimismo con embajadores de diversos países presentes en Haití, y con el representante especial de las Naciones Unidas para Haití, Edmond Mulet, con quien abordó los dispositivos de seguridad para las elecciones.

El secretario general adjunto, afirmó, según la OEA que en términos de logística espera que las autoridades electorales "puedan implementar efectivamente y de manera oportuna las recomendaciones presentadas por los expertos para evitar los problemas experimentados en la primera vuelta".

"Parecen ser optimistas", señaló.

"Entretanto, los candidatos tienen la gran responsabilidad de contribuir a un ambiente pacifico antes y durante las elecciones", agregó el "número dos" de la OEA.

En opinión de Ramdin, que preside el Grupo de Amigos y de Trabajo de la OEA sobre Haití, "hay un largo camino por recorrer después de las elecciones, y todos los involucrados deben ser capaces de trabajar juntos para responder a las expectativas del pueblo haitiano de alcanzar una vida mejor".

La OEA quiere observar la segunda vuelta con más observadores. Recientemente Ramdin dijo a periodistas que quisiera contar con 200 observadores sobre el terreno el día de las elecciones