El presidente de Haití, Jovenel Moïse, fue asesinado en un ataque a su residencia.

REDACCIÓN.- La policía haitiana aseguró este jueves que siete sospechosos del magnicidio han caído abatidos en enfrentamientos con la policía, mientras otros seis ya están detenidos. Los seis son de nacionalidad estadounidense.

León Charles, jefe de la institución, indicó que la policía continúa en diferentes partes de la capital la búsqueda de otros miembros del comando armado que acribilló al presidente.

Charles sostuvo que los detenidos son autores materiales, pero no intelectuales del magnicidio.

Imágenes difundidas por medios de comunicación en redes sociales muestran el momento en que dos hombres son amarrados y conducidos por una multitud, mientras el canal haitiano Tripotay Lacay difundió videos del momento en que dos hombres trigueños ensangrentados son conducidos en la parte trasera de una camioneta policial.

También difundió imágenes de los detenidos dentro de lo que aparenta ser un cuartel militar.

Tras la información de los arrestos, una multitud se congregó afuera del cuartel de la policía de Petion Ville, en las afueras de Puerto Príncipe, en reclamo de hacer justicia con sus manos.

Diversos medios de comunicación han reportado que se han escuchado tiroteos esporádicos en algunos barrios de la capital y disturbios que incluyen hombres encapuchados, el bloque de calles con neumáticos incendiados, así como la quema de negocios y automóviles.

En Nueva York, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas celebra en este momento una reunión a puerta para analizar la crisis en Haití.