MADRID, España.- Seis niños haitianos con enfermedades pulmonares, de movilidad y de la vista, que fueron a España gracias a la ONG Mensajeros de la Paz, regresaron este sábado a su país después de tres meses de estancia en los que recibieron tratamiento médico.

El presidente de la ONG, el padre Ángel, despidió en el aeropuerto de Madrid a los niños y calificó su estancia en España de "un regalo para ellos y nosotros".

Este grupo ha sido el primero de los 20 que viajarán a España para curarse de "la enfermedad de la pobreza, de la tristeza y del miedo" y que no tenían "ni siquiera un colchón donde dormir y a quienes los mosquitos no les dejaban tranquilos", explicó el padre Ángel a Efe.

"Ahora se van felices y bien contentos, en lo que ha sido un regalo para nosotros y para ellos porque ven que hay gente que les quiere", aseguró el sacerdote, quien agregó que se marchan cambiados "y que entre la tristeza de que se marchan, está la alegría de verles distintos".

El responsable de la ONG resaltó que todo ello se debe a la solidaridad de muchos ciudadanos, "una solidaridad que está en boga y que no se ha perdido por mucha crisis que haya".

El grupo estaba formado por dos niños y cuatro niñas, de edades entre los tres y los trece años, que viajaron desde Haití acompañados de sus progenitores.

Llegaron a Madrid el pasado 14 de noviembre y desde entonces "han experimentado un profundo cambio físico y emocional", según relató a Efe Vicente Álvarez, director general de Mensajeros de la Paz.

"Además de las enfermedades de las que han sido tratados, llegaron a España con problemas de desnutrición y raquistismo, y durante estos meses han engordado", indicó.

Las niñas fueron operadas de cataratas (Iselor y Benchina, de 4 y 1 año) y son las que han experimentado los cambios más "impresionantes" ya que cuando estaba en Haití "sólo veían bultos y sombras y sus compañeras tenían que llevarlas de la mano para ir a clase".

En cuanto a los niños, el caso más complejo ha sido el de Jeerlly, de once años quien llegó en una silla de ruedas "y ahora puede caminar ayudado por un andador, aunque tendrá que seguir haciendo rehabilitación durante mucho tiempo en Haití", según Álvarez.

Todos los niños estarán escolarizados y a su regreso a Haití se les incluirá en programas nutricionales y de seguimiento.

La llegada de un segundo grupo está prevista para marzo y estará compuesto, previsiblemente, por otros seis niños afectados por hernias inguinales y problemas motores y de visión.