Instituto Pilchuck de Marysville (Washington)

SAN FRANCISCO, Estados Unidos.- Tres de los cuatro estudiantes que la noche de este viernes resultaron heridos en un tiroteo en un instituto de enseñanza secundaria del estado de Washington (noroeste de EE.UU.), en el que fallecieron dos alumnos, siguen en estado crítico, informaron este sábado los hospitales en los que están ingresados.

Dos chicas de 14 años y un chico de 15 años se encuentran en estado "muy crítico" al presentar sendas heridas en la cabeza y los próximos tres días "serán cruciales" para determinar su evolución, indicaron los portavoces de los dos centros médicos a los que fueron trasladados los menores.

El cuarto alumno herido, un chico de 14 años, sigue en estado "grave" en el hospital, pero no se teme por su vida.

Un estudiante del instituto Pilchuck de Marysville (Washington), al norte de Seattle, disparó el viernes mortalmente contra una alumna e hirió a otros cuatro estudiantes (dos mujeres y dos hombres) mientras desayunaban en la cafetería del centro escolar, tras lo cual se suicidó.

La Policía informó este sábado de que el arma usada en el tiroteo fue una pistola de calibre 40 y que, además de los cuatro heridos, también se atendió a otros dos heridos leves en el mismo centro escolar.

Las dos chicas en estado crítico permanecen ingresadas en el Centro Médico Providence de Everett, mientras que los dos chicos, ambos primos del presunto autor de los disparos, fueron trasladados al Centro Médico Harborview de Seattle.

Varios testigos del tiroteo indicaron a los medios de comunicación que el presunto autor de los disparos fue el alumno de primer año del centro Jaylen Fryberg, algo que la Policía no ha confirmado por el momento.

Por su parte, el diario The Seattle Times publicó la versión de un estudiante, según el cual, una de las personas que recibieron los disparos fue una chica por la que Fryberg se sentía atraído, pero que no le había correspondido.

Otros varios estudiantes del instituto e incluso un familiar del presunto autor de los disparos apuntaron también en las redes sociales a un desengaño amoroso como el motivo que llevó a Fryberg a protagonizar el tiroteo.

Los compañeros de Fryberg, que pertenecía a la tribu de nativos americanos Tulalip, le describieron en entrevistas con los medios como un chico "popular" que jugaba en el equipo de fútbol americano y había sido elegido recientemente "príncipe" en un baile del instituto.