El infome aborda el impacto de la pandemia en los sistemas agroalimentarios de la región.

REDACCIÓN.- Los sistemas agroalimentarios de América se encuentran en una profunda transición hacia modelos más sostenibles a pesar de las dificultades que ha provocado la pandemia de la covid-19, afirmó este jueves el director general del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA), Manuel Otero.

"La visión que plantean algunos sectores y que no compartimos es la de sistemas fallidos en donde prácticamente habría que empezar de cero. Lo que nosotros percibimos desde las Américas, en cambio, es que hay un profundo proceso de transición en los sistemas agroalimentarios en el hemisferio, en la búsqueda de la sostenibilidad ambiental, social y económica”, dijo Otero.

El IICA explicó en un comunicado que las declaraciones de Otero se dieron en el marco de un foro virtual de expertos en el que se analizó un informe del Instituto Internacional de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI, por sus iniciales en inglés) sobre la política alimentaria mundial desde la perspectiva de América Latina y el Caribe.

El infome aborda el impacto de la pandemia en los sistemas agroalimentarios de la región y concluye que ha expuesto todavía más las debilidades y desigualdades y que algunos sistemas han sido más resilientes que otros, dependiendo su estructura y gobernanza.

Otero aseguró que el retroceso en las economías de América Latina y el Caribe causado por la pandemia es equivalente a una década perdida y ha impactado de lleno en todos los indicadores de pobreza, desempleo y seguridad alimentaria.

“En ese contexto de profunda crisis y recesión, la agricultura sirvió como colchón y motor de crecimiento. En comparación con 2019, las exportaciones agroalimentarias de América Latina y el Caribe se incrementaron en 2020 un 2,7 %, mientras las exportaciones totales cayeron más de 9 %, y se generó una oferta de alimentos con capacidad para alimentar a los 1.000 millones de habitantes de las Américas”, apuntó.

Otero sostuvo que en los últimos 30 años los sistemas agroalimentarios de la región lograron aumentar considerablemente los niveles de productividad de la agricultura y han conseguido que esta actividad sirva de motor para el crecimiento económico, la generación de empleo y de divisas.

En el foro de este jueves, el jefe del Programa de América Latina y el Caribe del IFPRI, Eugenio Díaz Bonilla, exhortó a los países a trabajar en conjunto en la transformación de los sectores agroalimentarios y advirtió que los resultados de esa transformación tendrán implicaciones globales por la importancia de la región como proveedor global de alimentos y de servicios ambientales.

El director general del IICA resaltó la importancia de que la voz de los países de América Latina y el Caribe sea escuchada en la Cumbre de Sistemas Alimentarios 2021 convocada por la ONU para septiembre próximo, y para la cual el instituto está trabajando en coordinar posiciones conjuntas de las naciones de la región.