Entre el martes y el miércoles el hospital también atendió a cuatro adultos, uno de los cuales fue trasladado a otra instalación sanitaria y tres fueron dados de alta.

Redacción.- El Hospital Uvalde Memorial informó este miércoles que tras recibir a 15 pacientes en su departamento de emergencias, 11 de los cuales eran niños, según un comunicado de prensa. Cuatro fueron transportados a otros hospitales en la ciudad de San Antonio y siete fueron dados de alta, informó el hospital, de acuerdo con CNN.

Entre el martes y el miércoles el hospital también atendió a cuatro adultos, uno de los cuales fue trasladado a otra instalación sanitaria y tres fueron dados de alta.

Además de lo anterior, el hospital también había recibido a dos niños, un varón y una mujer, que fueron declarados muertos a su llegada, según el comunicado.

En total, 19 niños y 2 maestras murieron en el tiroteo del martes en Uvalde (Texas, EEUU), y todos ellos se encontraban en una misma clase, en la que se atrincheró el atacante y disparó indiscriminadamente contra los presentes, informó este miércoles la Policía.

En declaraciones a los medios, el portavoz del Departamento de Seguridad Pública de Texas, Chris Olivarez, explicó que el agresor disparó contra su abuela en su vivienda, luego se montó en un vehículo y tuvo un accidente en las cercanías de la escuela Robb Elementary.

Fue en ese momento cuando las fuerzas de seguridad recibieron las primeras llamadas de alerta, indicando que un individuo armado se dirigía hacia el colegio.

“El atacante pudo ingresar a un salón de clases, se atrincheró dentro de ese salón y comenzó a dispararle a numerosos niños y maestros que estaban en ese salón sin tener en cuenta la vida humana… Comenzó a dispararle a cualquiera que se interpusiera en su camino”, afirmó en NBC.

Mientras se producía el tiroteo, los agentes recorrieron la escuela, rompiendo ventanas e intentando evacuar a los niños y al personal. Luego pudieron forzar la entrada en el aula donde estaba el tirador, dijo.

Cuando la policía llegó al lugar, el agresor abrió fuego contra los agentes y finalmente fue abatido. “En ese momento, llegó una policía táctica… que pudo entrar por la fuerza en ese salón de clases. También fueron atacados a tiros, pero pudieron disparar y matar al sospechoso”.