"No me dí cuenta de que alguien estaba grabando un video porque solo estaba concentrada en cómo seguir sorteando el río de agua que estaba dentro del autobús", explicó.

SANTO DOMINGO.- Una dominicana que trabaja como conductora de autobús en Nueva York fue reconocida por la gobernadora Kathy Hochul por desafiar las lluvias de la tormenta Ida y garantizar la seguridad de los pasajeros que transportaba por las calles inundadas.

Su nombre es Rosa Almonte y su acción fue captada en video, algo de lo que no se percató porque, según declaró, solo estaba concentrada haciendo su trabajo.

"No estaba haciendo mi trabajo esperando que alguien la recompensara. Es parte de mi trabajo, y si tuviera que volver a hacer algo riesgoso para garantizar la seguridad de los pasajeros, lo haría de nuevo", dijo Almonte.

"No me dí cuenta de que alguien estaba grabando un video porque solo estaba concentrada en cómo seguir sorteando el río de agua que estaba dentro del autobús", explicó.

"Lo único en ese momento es llevar a los pasajeros a un lugar seguro. Ni siquiera veo el agua en mi autobús ni que la gente estaba sobre el asiento. Sólo pensé que voy a atravesar esta agua y voy a llevar a los pasajeros al otro lado", narró la dominicana. "Solo estaba haciendo mi trabajo como lo haría cualquier otro conductor de autobús", subrayó.

Hochul dijo que Rosa Almonte “es un regalo de Dios para todos los neoyorquinos y una verdadera heroína".

“¿Pueden imaginar el terror que la gente experimentó en ese momento?. Ella se quedó allí, condujo. Te agradezco tu valentía y tu coraje”, dijo Gobernadora a Almonte, de 46 años, una madre de tres hijos que desde hace ocho años maneja una guagua de la Autoridad Metropolitana de Tránsito (MTA).

La dominicana condujo el autobús por un tramo donde el agua alcanzó más de tres pies. Cuenta que se detuvo en un semáforo en rojo y vio cómo varios vehículos se hundían.

Su autobús también se inundó mientras ella intentaba "navegar" con pasajeros a bordo por las calles de Queens que se habían convertido en ríos caudalosos.