La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, indicó en una rueda de prensa que con esta nueva víctima mortal confirmada ahora quedan 149 desaparecidos tras el derrumbe del pasado jueves.

REDACCIÓN.- Las autoridades informaron este martes del hallazgo de un nuevo cuerpo en el lugar del derrumbe parcial de un edificio de apartamentos en Surfside (Miami-Dade, EE.UU.), por lo que el número de fallecidos confirmados hasta ahora se elevó a 12.

La alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, indicó en una rueda de prensa que con esta nueva víctima mortal confirmada ahora quedan 149 desaparecidos tras el derrumbe del pasado jueves.

Las personas localizadas son 125 tras una revisión y contraste de las cifras, que se obtienen de distintas fuentes, señaló Levine Cava al final del sexto día de búsqueda entre los escombros.

Parte del edificio Champlain Towers South, de 12 plantas e inaugurado en 1981, se vino abajo la madrugada del 24 de junio por causas aún no determinadas.

Cincuenta y cinco de los 136 apartamentos del edificio se transformaron en segundos en una montaña de escombros, donde desde el mismo 24 de junio trabajan sin descanso los rescatistas para dar con víctimas de una tragedia cuyas causas ya están siendo investigadas.

El edificio tenía problemas estructurales importantes, según descubrió un informe realizado por ingenieros en 2018.

De acuerdo con lo informado en abril por la presidencia de la comunidad de vecinos, el deterioro del hormigón armado había avanzado significativamente respecto a 2018.

En la segunda rueda de prensa del día, el alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo que se han recaudado hasta ahora 1,9 millones de dólares para ayudar a los afectados por el derrumbe.

En la rueda de prensa se dijo que lo mejor para ayudarles es donar dinero y se pidió que quien quiera ser voluntario se inscriba y no se presente en el lugar sin estar registrado.

También se habló de las posibilidades de que en estos días llegue alguna tormenta tropical o huracán y de qué medidas tomar para proteger a los rescatistas, que han tenido que trabajar bajo la lluvia varios de los días de la operación.

La alcaldesa dijo que los rescatistas no van a entrar más en la parte del edificio que sigue en pie por razones de seguridad y los responsables de los equipos de rescate dijeron que están pensado en sumar un equipo a los ocho existentes por si se producen condiciones meteorológicas extraordinarias.