COLOMBIA.- El número de muertos por el alud que destruyó parte de un barrio de la ciudad colombiana de Manizales subió a dieciséis tras el hallazgo y rescate de otros cinco cadáveres, dijeron este domingo fuentes gubernamentales en Bogotá.

Las nuevas víctimas fueron encontradas en una jornada nocturna de búsqueda que debió ser interrumpida esta madrugada por dos horas, debido a fuentes lluvias que cayeron sobre la ciudad.

La portavoz de la Dirección de Gestión del Riesgo (DGR), Sandra Calvo Pinzón, dijo a Efe por teléfono que las tareas en la zona de desastre continúan ante la posibilidad de que haya más personas bajo los escombros.

"Pero no tenemos un dato oficial de desaparecidos", advirtió la portavoz en alusión a versiones periodísticas no oficiales que aseguran que en el lugar pudieron estar sepultadas setenta personas.

El deslizamiento de tierras se presentó el sábado en el barrio Cervantes, un sector residencial cercano al centro de Manizales, la capital departamental de Caldas, en el oeste del país.

Las tareas iniciales permitieron rescatar con vida, aunque heridos, a diecisiete vecinos, según los registros de la Cruz Roja Colombiana (CRC), que ha asumido la emergencia junto a la Defensa Civil Colombiana (DCC) y el cuerpo municipal de bomberos.

Calvo observó que el derrumbe destruyó 17 casas y dejó damnificadas a 35 familias.

La situación de Manizales, ciudad en laderas susceptibles a este tipo de emergencias, llevó al director de la DGR, Carlos Iván Márquez, a convocar allí un "comité operativo nacional extraordinaria".

Este comité es liderado por la DGR, que depende del Ministerio del Interior, y se reúne con directivos nacionales y locales de los organismos de socorro.

El país afronta desde septiembre pasado la segunda temporada de lluvias del año, que normalmente va hasta finales de diciembre y que comienza tras un período seco de transición que sigue al primer período de precipitaciones, de finales de marzo a medianos de junio.

Las emergencias asociadas a las precipitaciones dejan ya 58 muertos, según los registros de la CRC