Los dos casos de la variante ómicron en Florida fueron detectados en la ciudad de Tampa (costa oeste) y en el condado de St. Lucie (costa este).

Miami.- Florida registró 13,530 nuevos casos de covid-19 para la semana del 3 al 9 de diciembre, cifra superior a la pasada (10,892 casos), y con los dos primeros casos confirmados de la variante ómicron, presente ya en 25 estados de EE.UU.

Pese a que el total para esta semana es más alto que la anterior, la cifra de nuevos contagios se ha mantenido con cierta estabilidad y muy por debajo de los más de 21,000 nuevos casos diarios que se reportaron este verano.

La tasa de positividad de Florida se situó en el 2,6 %, aunque se contabilizaron 36 muertes para un acumulado de 62,026 fallecimientos a causa de la covid-19 desde su comienzo en marzo de 2020, según el informe semanal que divulga todos los viernes el Departamento de Salud del estado.

El índice de infecciones y las tasas de positividad permanecen muy por debajo de los registrados durante el pico repentino del verano, que en el denominado "estado del sol" alcanzó su punto máximo en agosto con más de 150,000 casos semanales y una tasa de positividad superior al 20 %.

Según los datos más recientes del Departamento de Salud de Florida, el estado contabiliza un total de 3,710,507 casos confirmados por coronavirus y el número de vacunados se sitúa en el 70 % de la población.

Por otro lado, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés) dieron ya el aval final a las dosis de refuerzo de la vacuna contra la covid-19 de Pfizer para los jóvenes de 16 y 17 años.

La autorización se produce después de que EE.UU. urgiera a todos los adultos a ponerse una dosis de refuerzo ante la nueva variante ómicron.

Los dos casos de la variante ómicron en Florida fueron detectados en la ciudad de Tampa (costa oeste) y en el condado de St. Lucie (costa este).

"A pesar de la mayor atención captada por la variante ómicron, la variante delta sigue siendo la principal que circula en Estados Unidos", señalan en su página web los CDC.

La variante ómicron de la covid-19 parece no causar una enfermedad tan grave como se temía, a pesar de ser más contagiosa, pero su expansión a nivel global ya ha afectado a la economía y los temores a nuevas medidas restrictivas están afectando al mercado.

Esta variante, que se ha extendido a unos 40 países, fue detectada por primera vez en EE.UU. el pasado 1 de diciembre y, desde entonces, las autoridades sanitarias de cada estado han ido contabilizando sus propios casos de ómicron, agrega el organismo.

Estados Unidos es el país más golpeado por la pandemia de covid-19 con 824,000 fallecidos y 49,5 millones de contagios desde marzo de 2020, indica el recuento de los CDC.