Será suspendida por participar en un acto contra la obligatoriedad del certificado sanitario, confirmó hoy ella misma.

Roma.- La subdirectora de la Policía de Roma, Nunzia Alessandra Schilirò, conocida antivacunas, será suspendida de sus funciones de forma cautelar por participar en un acto contra la obligatoriedad del certificado sanitario, confirmó hoy ella misma.

Schiliró, número dos de la Jefatura de Policía romana, se hizo popular el pasado 25 de septiembre tras participar en un evento en la plaza romana de San Giovanni para protestar contra la obligatoriedad del pasaporte sanitario del coronavirus.

Sobre el escenario, la agente afirmó que el documento "viola los artículos de la primera parte de la Constitución italiana" y reivindicó "la desobediencia civil".

"Si una ley es ilegítima, tengo el deber de decirlo precisamente porque soy una representante del Estado", dijo.

Sus palabras provocaron la apertura de una investigación para encontrar responsabilidades jurídicas, según avanzó en un comunicado en aquel momento la ministra del Interior italiana, Luciana Lamorgese, que calificó sus declaraciones como "gravísimas".

Además Schilirò, que en sus redes se retrata con un escudo protegiendo a los italianos de las vacunas de la COVID-19 caídas del cielo como misiles, ha criticado la actuación policial de este fin de semana en Roma para disolver una manifestación contra el pasaporte sanitario, en la que se infiltraron movimientos neofascistas que sembraron el caos.

La policía entre otras cosas reclamó "el castigo inmediato de los policías que golpearon a los manifestantes sin provocación alguna".

"Es curioso cómo soy perseguida y casi quemada en la hoguera por haber manifestado públicamente y libre de servicio mi pensamiento, mientras se silencia que se golpee a un ciudadano ¿Cómo es que ningún periódico o televisión difundió esas escenas? ¡Viva la libertad!", escribió en redes sociales.

La agente aclaró que no participó en la movilización porque sabía "que se habían adherido sujetos" con los que no tiene "nada en común" y lamentó que los neofascistas que participaron en la manifestación instrumentalizaran "a las personas honestas" que también protestaron contra el certificado.

Schilirò también aseguró que se ha dado baja del sindicato al que se había afiliado recientemente y que en los próximos días dará a conocer sus motivaciones.