El colegio pidió a los centros médicos de la provincia la lista de los doctores que aún no se han vacunado, que en un primer momento reunía a 153 y que se quedó en 49 tras excluir a los que habían resultado exentos por la ley o que se habían vacunado en otras regiones, ya que muchos de ellos trabajan fuera la provincia.

ROMA.- La Orden de Médicos de la provincia de Siracusa (Sicilia, sur de Italia), ha suspendido con efecto inmediato a 49 facultativos que no se han vacunado, a pesar de estar obligados a ello desde abril pasado, a los que consideró "un mal ejemplo para la sociedad", informan hoy los medios italianos.

"El médico que puede y no se vacuna es un mal ejemplo para la sociedad. Las reglas se respetan, así como las indicaciones de la comunidad científica acreditada. De lo contrario, es mejor cambiar de profesión. Vacunarse no es sólo un acto de cuidado de la salud, sino también un deber cívico y una protección necesaria que todo médico debe garantizar a sus pacientes y cuidadores", dijo el presidente del organismo, Anselmo Madeddu.

El colegio pidió a los centros médicos de la provincia la lista de los doctores que aún no se han vacunado, que en un primer momento reunía a 153 y que se quedó en 49 tras excluir a los que habían resultado exentos por la ley o que se habían vacunado en otras regiones, ya que muchos de ellos trabajan fuera la provincia.

La suspensión durará hasta el 31 de diciembre, excepto para aquellos que aún deban vacunarse, e implica la prohibición total de trabajar para todos los no vacunados. Podrá revocarse sólo tras la vacunación.

"Invito una vez más a todos a dar ejemplo e informar correctamente a los ciudadanos aún no vacunados y desorientados por rumores alimentados por idiotas y falsos profetas", aseguró el presidente del colegio de médicos.

Madeddu insistió en que no se va a permitir a los médicos la propaganda antivacunas.

"Es absolutamente necesario que no volvamos a caer en una nueva ola dramática de epidemias que podría colapsar el sistema sanitario. Y la vacuna es la única arma que tenemos. Esta es una batalla de civilizaciones y conocimiento científico correcto, que solo podemos ganar todos juntos", añadió.