Los agentes sacaron al agresor, pero dejaron a Frost en la cárcel durante otras 12 horas antes de que fuera dejada en libertad y pudiera ir a un hospital, expresaron los abogados de la víctima en un expediente judicial. “Sufrió un dolor insoportable por sus heridas todo el tiempo que esperó", agregaron, además que fue sometida a dos cirugías. Debido a que le rompieron la mandíbula, se encuentra utilizando dentadura postiza.

Estados Unidos.- Una mujer transgénero norteamericana, Kristina Frost, quien fue colocada en una celda con hombres, uno de los cuales la agredió y le fracturo la mandíbula antes que agentes intervinieran, presentó una demanda contra las autoridades del condado de San Diego, según informa The Washington Post.

Según el documento la victima de la agresión explico que, al ser detenida el 25 de noviembre de 2020, el personal de la cárcel se San Diego ignoró su solicitud de que era transgénero y, a pesar de que su licencia de conducir indicaba su género, la pusieron en una celda “escasamente monitoreada” con tres hombres. Uno de ellos espero que la víctima se durmiera para atacarla.

Los agentes sacaron al agresor, pero dejaron a Frost en la cárcel durante otras 12 horas antes de que fuera dejada en libertad y pudiera ir a un hospital, expresaron los abogados de la víctima en un expediente judicial. “Sufrió un dolor insoportable por sus heridas todo el tiempo que esperó", agregaron, además que fue sometida a dos cirugías. Debido a que le rompieron la mandíbula, se encuentra utilizando dentadura postiza.

 

En una investigación de NBC News publicada en febrero de 2020, las personas transgénero encarceladas en Estados Unidos en su mayoría están alojadas en instalaciones según el sexo de nacimiento, lo que de manera frecuente los pone en riesgo de agresión. Luego que se hiciera público el gobernador de California, Gavin Newsom, dijo que la ley requiere que el estado aloje a los trasn de acuerdo a su identidad de género, lo que no sucedió en el caso de Kristina Frost.