Los autobuses dejaron a los solicitantes de asilo bajo un intenso frío frente al Observatorio Naval, donde vive Harris, el sábado por la noche.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Tres autobuses con inmigrantes fueron dejados frente a la residencia de la vicepresidenta Kamala Harris en Washington D.C., durante la Nochebuena, según múltiples informes.

De acuerdo con medios internacionales, los autobuses dejaron a los solicitantes de asilo bajo un intenso frío frente al Observatorio Naval, donde vive Harris, el sábado por la noche. Suponen que los autobuses provienen de Texas.

Otros medios apuntaron que los inmigrantes fueron vistos vistiendo solo camisetas o sudaderas livianas en las temperaturas bajo cero, y fueron ayudados ofreciéndoles mantas, para posteriormente ser subidos a otro autobús con destino a una iglesia local.

Un video compartido por redes sociales, mostró al tercer autobús con migrantes envueltos en mantas y siendo ayudados por Migrant Solidary Mutual Aid Network. No ha quedado claro de qué países procedían originalmente los inmigrantes.

No ha sido la primera vez que algún autobus lleno de inmigrantes ha sido enviado a la casa de la vicepresidenta. Texas, bajo el mandato del republicano Greg Abbott, ha sido uno de los estados desde donde se envían más indocumentados.

A comienzos de mes, decenas de inmigrantes, que afirmaron venir de Nicaragua, fueron grabados bajando de un autobús frente a la residencia de Harris, donde fueron atendidos con mantas para protegerse del frío.

La oficina de Abbott aseguró que envió a más de 8,400 inmigrantes a Washington D.C. solo desde abril, precisó NBC News a comienzos de mes.

Entre septiembre y octubre, al menos tres autobuses de Texas llevaron en total más de 125 migrantes hasta la puerta de Harris.

Del mismo modo, más de 5,000 inmigrantes han sido llevados a la ciudad de Nueva York y Chicago para protestar contra la Administración Biden y su manejo ante la crisis fronteriza.