Según la fiscal, una de las niñas manifestó que el padre y el tío, de 51 años, también les habrían tomado fotografías estando desnudas, por lo que los teléfonos móviles de los hombres serán sometidos a una "pericia informática" para verificar "si existe tal extremo mencionado".

La Paz.- Tres niñas de 12, 14 y 15 años denunciaron ser víctimas de reiterados vejámenes y abusos sexuales por parte de su padre y su tío, quienes han sido arrestados, informó este miércoles el Ministerio Público de Bolivia.

El caso se presentó en La Paz, donde las menores y sus otros tres hermanos vivían con su padre de 37 años después de que la madre falleciera hace unos meses por tuberculosis.

"La investigación actualmente está abierta por el delito de violación a infante, niña, niño o adolescente, abuso sexual y violación, donde se tiene identificados a dos aprehendidos y se tiene varias víctimas", dijo a los medios la fiscal Verónica Miranda.

La niña de 15 años sufrió agresiones sexuales por parte de su tío desde 2017 y dos años después por su papá, mientras que las otras dos menores también revelaron abusos de ambos hombres.

Según la fiscal, una de las niñas manifestó que el padre y el tío, de 51 años, también les habrían tomado fotografías estando desnudas, por lo que los teléfonos móviles de los hombres serán sometidos a una "pericia informática" para verificar "si existe tal extremo mencionado".

El Ministerio Público pedirá a la Justicia la detención preventiva de ambos por seis meses en la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro, en el Altiplano paceño, indicó Miranda.

"Lastimosamente es una familia de escasos recursos donde la mamá queda enferma y debido a la enfermedad ella fallece", señaló.

La abuela materna de las niñas contó al canal privado Bolivisión que se enteró de lo ocurrido el fin de semana, cuando las niñas fueron a visitarle y luego se negaron a volver a casa con su padre. Las menores decidieron entonces contarle todo lo ocurrido a su abuela y le explicaron que no hablaron antes porque el hombre las tenía amenazadas.

La mujer y las niñas acudieron en la víspera a la Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia para hacer la denuncia y se prevé que los hombres comparezcan este jueves ante un juez cautelar.

La Policía investiga si los sujetos son parte de una red de pornografía y si tienen posibles cómplices, mientras que los seis menores quedaron ahora bajo el cuidado de su abuela materna.