El expresidente de EE.UU. Donald Trump afirmó este viernes que la frontera con México "está totalmente fuera de control gracias al desastroso liderazgo" del actual gobernante, Joe Biden, y lo instó a poner fin a lo que definió como una "pesadilla fronteriza".

ESTADOS UNIDOS.- El expresidente de EE.UU. Donald Trump afirmó este viernes que la frontera con México "está totalmente fuera de control gracias al desastroso liderazgo" del actual gobernante, Joe Biden, y lo instó a poner fin a lo que definió como una "pesadilla fronteriza".


"Nunca ha habido un momento en nuestra frontera sur como el que está sucediendo ahora, pero lo que es más importante es lo que está a punto de suceder: (...) los inmigrantes ilegales de todos los rincones de la Tierra descenderán a nuestra frontera y nunca serán devueltos", subrayó Trump en un comunicado de su oficina, basada en Palm Beach (Florida), donde reside desde enero pasado.


El expresidente trazó un panorama apocalíptico en el que es su mensaje más agresivo contra la Administración del demócrata Biden desde que este lo reemplazó en la Casa Blanca, y vertió elogios hacia el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al que calificó como "maravilloso".


"Nuestra gran Patrulla Fronteriza y los agentes de ICE (Servicio de Inmigración) han sido faltados al respeto, degradados y burlados por la Administración Biden", señaló.


Según el exmandatario, que durante su presidencia aplicó una política de "tolerancia cero" a la inmigración "ilegal" y avanzó en la construcción de un muro de separación con México, "cada hora ocurre una incursión masiva en el país por parte de personas que no deberían estar aquí, que empeora a cada minuto".


"Muchos tienen antecedentes penales y muchos otros tienen y están propagando la covid-19", agregó.


De acuerdo con su negativo relato, los delincuentes que una vez fueron expulsados del país por su Gobierno ahora están de nuevo en la calle para "cometer delitos atroces y violentos".


Un tsunami en la frontera


"Los oficiales de ICE están desesperados por sacar a estos criminales convictos, pero Biden no los deja", agregó. Trump subrayó que el "tsunami" en la frontera está abrumando a las comunidades locales, agotando los presupuestos, abarrotando los hospitales y quitando puestos de trabajo a los trabajadores estadounidenses.


"Cuando dejé el cargo (en enero), habíamos logrado la frontera más segura en la historia de nuestro país. Bajo Biden, pronto será peor, más peligrosa y más fuera de control que nunca", aseveró.


En los últimos meses se ha registrado un aumento de los casos de cruce fronterizo ilegal por parte de indocumentados y en enero pasado, cuando Biden llegó al poder, se registró el décimo mes consecutivo de incrementos, al detener o considerar inadmisibles para entrar al país a 78.323 personas, más del doble que el mismo mes de 2020 (36.585).


Y autoridades locales en la zona fronteriza con México están adelantando que la llegada de inmigrantes en las últimas semanas sigue aumentando, situación que ha obligado a la Administración Biden a reabrir centros de detención para inmigrantes.


Trump acusó a su sucesor de haber violado su juramento de defender la Constitución y hacer cumplir las leyes con los medidas que ha tomado en inmigración, acordes con sus promesas electorales de posibilitar la legalización de los indocumentados y volver a las leyes que amparaban a los solicitantes de asilo.


"Nunca se puede tener una frontera segura a menos que las personas que cruzan ilegalmente sean expulsadas de inmediato", aseguró el republicano. El expresidente dijo haber forjado "una gran relación" con el Gobierno de López Obrador, pero lamentó que sus resultados se hayan desvanecido "por la gran incompetencia y radicalismo de las personas que están a cargo actualmente".


El programa conocido como Protocolo de Protección de Migrantes (MPP), que forzó a cerca de 70.000 personas a aguardar en México el resultado de sus solicitudes de asilo, fue para Trump "increíble", "pero Biden lo abandonó de inmediato, probablemente porque funcionó muy bien".


En una defensa a ultranza de su política migratoria, incluyendo su polémico muro, Trump lamentó que Biden haya acabado también con los acuerdos de seguridad con Centroamérica. "A pesar de haber sido retrasado por años de litigio y política por parte de los demócratas, el muro está casi terminado (en su mandato se construyeron 720 kilómetros de los 3.200 que tiene la frontera de EE.UU. con México) y se puede completar rápidamente.


Si lo hace, salvará miles de vidas", dijo Trump, quien finaliza su declaración con un mensaje a Biden. "¡Mantenga la inmigración ilegal, el crimen y el virus de China fuera de nuestro país!", proclamó Trump, quien aún no ha desvelado si será candidato para las elecciones presidenciales de 2024, aunque la maquinaria de recaudación de fondos para la campaña está ya funcionando.


Tras unas semanas de silencio público recluido en su club Mar-a-Lago en Palm Beach y una vez absuelto de su segundo juicio político, en este caso por la toma del Capitolio por sus seguidores, Trump regresó a la arena pública el pasado domingo con una intervención en un foro conservador en Orlando (Florida).