Estados Unidos es el país del mundo con más casos y muertes por COVID-19, con más de 6,3 millones de contagios y casi 190.000 fallecidos por la enfermedad, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

 WASHINGTON.-  El presidente de

EE.UU., Donald Trump, dijo este miércoles que intentaba contener el

"pánico" y evitar la "histeria" en los mercados cuando a

principios de año minimizó la gravedad de la COVID-19, como revela el nuevo

libro del periodista Bob Woodward.


"Soy un animador de este país. Amo a nuestro país. No

quiero que la gente esté asustada. No quiero crear pánico. No quiero llevar a

este país a la histeria", aseguró Trump en declaraciones a los periodistas

en la Casa Blanca.


Preguntado por si engañó deliberadamente a los

estadounidenses sobre el peligro que suponía la pandemia, el presidente

respondió: "Con el objetivo de reducir el pánico, quizá fue así".


Trump reaccionaba así a la revelación divulgada este

miércoles por el diario The Washington Post, e incluida en un libro que

Woodward publicará la próxima semana, de que el mandatario sabía en febrero que

la COVID-19 era una enfermedad especialmente "mortal", pero minimizó

intencionadamente su gravedad en público.


"No queremos dar saltos y empezar a gritar que tenemos

un problema tremendo, asustar a todo el mundo (...). No queríamos provocar que

los precios subieran a un nivel prohibitivo, así que en ese sentido estoy de

acuerdo (en que minimicé las cosas)", afirmó Trump.


Un periodista le preguntó por qué, si era consciente desde

principios de febrero de que la pandemia iba a causar grandes estragos en el

país, esperó hasta marzo para movilizar las herramientas más poderosas del

Gobierno federal.


"Bueno, no pensábamos realmente que esto iba a llegar al

punto al que llegó, de golpe todo el mundo estaba infectado", zanjó Trump,

quien defendió que su Gobierno ha hecho "un trabajo increíble, se mire

como se mire", contra el nuevo coronavirus.


Según el adelanto del libro de Woodward, titulado

"Rage" ("Ira") y que saldrá a la venta el próximo 15 de

septiembre, Trump dijo al veterano periodista el pasado 7 de febrero que la

COVID-19 era "más mortal que incluso la gripe más ardua", mientras que

en público insistía en compararlo con esa enfermedad estacional.


"Siempre he querido restarle importancia, todavía me

gusta restarle importancia, porque no creo en crear pánico", reconoció

Trump a Woodward durante otra conversación telefónica el pasado 19 de marzo, de

acuerdo con una grabación de la entrevista publicada por el Post.


La revelación suscitó una fuerte condena del rival de Trump

en las elecciones de noviembre, el candidato demócrata y exvicepresidente Joe

Biden, quien acusó al presidente de "mentir al pueblo estadounidense".


"(Trump) lo sabía y le restó importancia a

propósito", denunció Biden durante un mitin en el estado clave de Michigan.


Estados Unidos es el país del mundo con más casos y muertes

por COVID-19, con más de 6,3 millones de contagios y casi 190.000 fallecidos

por la enfermedad, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.