El 26 de marzo pasado, las autoridades turcas confirmaron el hallazgo y la desactivación de "una mina rusa antigua" en aguas del mar Negro cerca del Bósforo.

Estambul.- Las autoridades turcas han localizado y desactivado una mina marina en aguas del mar Negro, la tercera desde que se diera a mediados de marzo una alerta por la posible llegada de estos artefactos a causa de la guerra en Ucrania.

Tras darse aviso de un objeto flotante en aguas cercanas al promontorio de Kefken, a unos 100 kilómetros al este de Estambul, un avión de la guardia costera confirmó que se trataba de una mina, informa el Ministerio de Defensa turco en su página web.

"La zona fue asegurada y los equipos submarinistas realizaron una intervención con la mina", señala el breve comunicado, sin aclarar si el artefacto se hallaba activo.

Es la tercera mina localizada en aguas turcas desde que, a mediados de marzo, las autoridades marítimas turcas advirtieron de la posibilidad de que estas armas llegasen con las corrientes desde las costas ucranianas.

Rusia había advertido de que centenares de minas utilizadas para proteger los puertos ucranianos contra ataques habían quedado a la deriva en el mar Negro tras desprenderse de sus anclajes, aunque Kiev ha desmentido esta afirmación.

El 26 de marzo pasado, las autoridades turcas confirmaron el hallazgo y la desactivación de "una mina rusa antigua" en aguas del mar Negro cerca del Bósforo.

Dos días más tarde localizaron otra cerca de Igneada, en la frontera con Bulgaria, y ese día también Rumanía informó sobre una mina flotante hallada a 70 kilómetros del cabo de Midia, cercano a la ciudad portuaria de Constanza.

Por ahora, las autoridades turcas no han avanzado datos sobre el posible origen de los artefactos, ni si se hallan activos, aunque han pedido a pesqueros y buques extremar las precauciones.