Ofrecen plazo de 48 horas para que Rusia y los Estados participantes acudan al evento para abordar el redespliegue junto a su frontera.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El Gobierno ucraniano exigió hoy una reunión en las próximas 48 horas con Rusia y todos los países participantes del Documento de Viena de la OSCE tras ignorar Moscú el ultimátum que tenía para responder de forma detallada sobre sus actividades militares cerca de la frontera con Ucrania.

"Rusia ni ha respondido a nuestra solicitud bajo el Documento de Viena" sobre medidas destinadas a fomentar la confianza y la seguridad, presentada por Ucrania el pasado viernes, para lo que tenía hasta hoy, dijo el ministro ucraniano de Exteriores, Dmitro Kuleba, en su cuenta oficial de Twitter.

"Exigimos una reunión con Rusia y todos los Estados participantes dentro de 48 horas para abordar el refuerzo y redespliegue junto a nuestra frontera y la Crimea temporalmente ocupada", indicó.

Kuleba recalcó que Rusia debe cumplir sus compromisos con la transparencia militar para desescalar las tenciones y mejorar la seguridad para todos si quiere hablar con seriedad sobre la seguridad indivisible en el espacio de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

Ucrania apeló el viernes al Documento de Viena y exigió a Rusia que proporcione explicaciones detalladas sobre sus actividades militares cerca de la frontera ucraniana, donde ha concentrado más de 100.000 tropas y armamento pesado.

"Aplicamos oficialmente el mecanismo de reducción de riesgos (...) y exigimos a Rusia que brinde explicaciones detalladas sobre las actividades militares en las áreas adyacentes a Ucrania y la península de Crimea temporalmente ocupada", afirmó hace dos días Kuleba.

Rusia y Bielorrusia llevan además a cabo desde el pasado jueves y hasta el próximo día 20 maniobras conjuntas en territorio bielorruso, a pocos kilómetros de Kiev.

El mismo jueves Rusia también comenzó maniobras navales en el mar Negro.

El Documento de Viena de 2011 sobre medidas de fomento de la confianza y la seguridad es vinculante y de obligatorio cumplimiento para todos los miembros de la OSCE.

El jefe de la diplomacia ucraniana recordó que, según este documento, Rusia "debe informar sobre las áreas exactas de su actividad militar, anunciar las fechas del fin de las maniobras" y otros datos como el número de unidades militares participantes, el tipo de armas y el equipamiento militar utilizado.

Las tensiones entre Kiev y Moscú se han incrementado desde noviembre pasado después de que Rusia emplazara más de 100.000 tropas en las cercanías de la frontera ucraniana, lo cual disparó las alarmas en Ucrania y Occidente, que denunció los preparativos para una invasión.

En diciembre pasado Rusia exigió a EEUU y a la OTAN garantías de seguridad vinculantes para impedir que la Alianza Atlántica se expanda más hacia el este y se emplace armamento ofensivo cerca de sus fronteras.

Moscú escribió además recientemente a todos los países miembros de la OSCE una carta para que se posicionen sobre qué entienden por seguridad indivisible en Europa.

A pesar de todos los esfuerzos diplomáticos no se ha logrado una desescalada hasta el momento.

Rusia alega que tiene el derecho soberano a emplazar tropas en cualquier punto de su territorio y denuncia a su vez el suministro masivo de armas a Ucrania por parte de Occidente.