El suceso ocurrió en la víspera en una ruta del municipio de San Lucas, en la región de Chuquisaca, donde un vehículo se despeñó, dijo a los medios el gobernador de ese departamento, Damián Condori.

La PAZ.- La caída de un vehículo por un barranco en una carretera en el sureste de Bolivia a causa de las lluvias se saldó con al menos siete fallecidos, informó este miércoles una fuente oficial.

El suceso ocurrió en la víspera en una ruta del municipio de San Lucas, en la región de Chuquisaca, donde un vehículo se despeñó, dijo a los medios el gobernador de ese departamento, Damián Condori.

Condori lamentó que como consecuencia del suceso "hay siete vidas que se han perdido" y aseguró que las secretarías regionales correspondientes están trabajando para "hacer llegar un apoyo" a la zona.

El gobernador indicó que zonas como aquella donde ocurrió este accidente presentan "caminos muy angostos" que están siendo afectados por derrumbes a causa de las lluvias.

La Alcaldía de San Lucas decretó duelo municipal por los fallecidos y anunció en su página en Facebook que apoyará con el traslado de los cuerpos a sus respectivas comunidades.

El gobernador de Chuquisaca aseguró que los funcionarios regionales están movilizados las 24 horas para atender los desastres que se están presentando en el departamento, donde unos once municipios se declararon en emergencia por las lluvias.

Al margen de los fallecidos en el accidente en Chuquisaca, la temporada de lluvias en Bolivia ha dejado al menos ocho muertos, más de 1.600 familias damnificadas y 1.050 hectáreas de cultivos dañadas, según datos oficiales.

La Alcaldía de La Paz informó que en las últimas horas atendió unos 80 casos de emergencias como consecuencia de las lluvias, incluidas caídas de muros en viviendas particulares y el arrastre de sedimento.

Estas emergencias fueron atendidas por 25 cuadrillas y 200 obreros, además de 100 vehículos que incluyen excavadoras, tractores y camiones de alto tonelaje, detalló el municipio en un boletín de prensa.

En la región oriental de Santa Cruz, la más poblada del país, se mantienen las alertas por la crecida de los ríos Piraí y Grande, dijo a los medios el coordinador del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regularización del Río Piraí (Searpi) de la Gobernación Cruceña, José Antonio Rivero.

Rivero mencionó que el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) ha alertado sobre "fuertes precipitaciones" entre el 23 y 25 de diciembre que generarán "crecidas grandes de los principales ríos del departamento".

Ante esto, el funcionario recomendó a la gente no realizar "ningún tipo de actividades en los márgenes" de los ríos para no ponerse en riesgo y recordó que los gobiernos municipales están facultados para activar las medidas de prevención que correspondan.