NUEVA YORK, EE.UU.- Las tres terminales del aeropuerto internacional de Newark (Nueva Jersey) se vieron afectadas hoy por un apagón que dejó sin electricidad sus instalaciones y que obligó a restringir los vuelos de aterrizaje y salida del aeródromo, uno de los tres más importantes que prestan servicio al área de Nueva York.

El apagón, que dejó a oscuras las instalaciones del aeropuerto entre alrededor de las 19.30 y las 21.00 GMT -sólo entraba la luz natural que aún quedaba en el exterior-, se originó por un fallo en una central eléctrica al norte de Nueva Jersey que afectó también a unos 20.000 hogares en ese estado vecino de Nueva York.

El apagón provocó además en el aeropuerto, donde se operan numerosos vuelos internacionales, que dos de los trenes que realizan las conexiones entre las terminales se quedaran bloqueados con pasajeros en su interior, así como que varias personas tuvieran que ser rescatadas de distintos ascensores del aeropuerto.

Public Service Electric and Gas Company (PSE&G), la compañía que presta los servicios de electricidad y gas a esa zona del estado, informó en un comunicado de que el fallo en la central, situada en la ciudad de Elizabeth, se produjo mientras sus operarios realizaban trabajos de mejora de esas instalaciones y señaló que investiga las causas concretas del mismo.

Después de que el suministro de electricidad regresara al aeropuerto de Newark, los despegues y los aterrizajes en el aeródromo volvieron a la normalidad con retrasos que alcanzaban de media a una hora, según informa el sitio web especializado FlightAware.com